16 mar. 2012

Caminas por la pena


Caminas por la pena,
recorres ese espacio que conoces,
como si nunca hubieras transitado
otra senda ni otro itinerario.

Y llevas el dolor
como una insignia
que hace grande
y humana la tarea
de vivir cada día
silenciosamente,
sin que el grito
escape de tu boca
ni el desaliento
venga a visitarte.

Caminar es el designio
mientras el mundo
rueda sin objeto,
sin dolor,
sin alegría,
sin verdad
y sin conciencia.

En tu regazo vive
el amor que no pudo
morir aquella tarde.
La redención
vendrá con sufrimiento,
…si ha de venir.
Si no, aquí esperamos
la muerte de lo humano.

- Un poema de Prado Esteban

3 comentarios:

BaBel dijo...

uff...

Juan Cruz López dijo...

Me encanta

Anónimo dijo...

Es un poema brutal, sobrio y conciso. Muy cruzqueteniano, Juan. Hasta que no he llegado al final, pensaba que te estaba leyendo.

Yolanda.